Acciones para ampliar tus paradigmas

Binoculares

Sabemos que los paradigmas o modelos mentales son un factor fundamental para aceptar o rechazar cambios, innovaciones y nuevas oportunidades. La forma en que percibimos las cosas se convierte en la principal limitante para ver otras perspectivas y no sólo comprender a los demás, sino también para no dejar pasar situaciones valiosas de mejora, crecimiento y de negocios. Nuestros modelos mentales son invisibles para nosotros, pues los adquirimos a lo largo de la vida y los consideramos como la forma en que deben ser las cosas, sin cuestionarnos al respecto. Hoy te comparto ideas que ampliarán tus paradigmas para que puedas percibir otras perspectivas y posibilidades.

1. Escucha a las personas que no piensan como tú. Aunque es un ejercicio difícil es tal vez el más provechoso en lo que se refiere a ampliar nuestros paradigmas. Quienes no piensan como nosotros lo hacen porque parten de modelos mentales diferentes a los nuestros. En lugar de refutar a quiénes no coinciden contigo, pregúntales por qué piensan así y escucha con la intención de comprenderles.

2. Viaja. No importa a dónde viajemos, al hacerlo entramos en contacto con personas y culturas diferentes a las nuestras. Si crecimos en la ciudad y vamos a un pequeño pueblo regresamos cuestionando el ritmo de vida que traemos, pues nos expusimos a otro modelo de vida, es decir, a otros paradigmas. Es por esto que… “Los viajes ilustran”.

3. Lee libros, autores y artículos que no sueles leer. Cuando sólo leemos lo que nos agrada o temas que nos interesan reforzamos nuestros paradigmas. Generalmente leemos ciertos autores porque nos gusta lo qué escriben; y esto nos agrada porque coinciden con nuestra manera de pensar y creencias, es decir, nuestros paradigmas. Si nunca lees artículos sobre derecho, electrónica, computación, manufactura, historia, etc. Date la oportunidad y hazlo. No te digo que leas diario lo que no te agrada, pero practícalo eventualmente. Cuando lo hagas pregúntate cómo aplicar las ideas diferentes a tu negocio, trabajo y vida.

4. Cuestiona tus ideas y propuestas. Pocas veces ponemos en duda lo que pensamos, pero podemos aprender mucho si al afirmar algo hacemos el esfuerzo de suponer que lo que proponemos es incorrecto y buscamos otras opciones, ideas y alternativas. Esto nos obligará a ampliar nuestras perspectivas y con ello nuestros modelos mentales.

5. Intenta cosas nuevas. Atrévete a actuar diferente. ¿Cómo? Toma clases de algo sobre lo que sabes nada o muy poco. Indaga con amigos, familiares y compañeros de trabajo sobre actividades que ellos realizan que te son nuevas y úneteles en una o varias ocasiones. Cuando asistas ten la actitud de buscar qué puedes aprender.

6. Habla con gente que le va bien. Si tienes conocidos que van bien en sus negocios, relaciones familiares, finanzas o desempeño personal, visítales y pídeles que te muestren y expliquen cómo hacen las cosas. No cuestiones su información, también aquí adquiere actitud de aprendiz.

Te invito a practicar al menos dos o tres de las ideas anteriores, no permitas que tus perspectivas actuales te roben la posibilidad de ampliar tu manera de ver el mundo. Seguramente alguna de mis propuestas te parecerá inútil, inadecuada, improcedente o inconveniente… Entonces, hacerlas, es una gran oportunidad de romper tu paradigma.

Si te interesa profundizar en el tema puedes escuchar en mi Podcast: Transformación Personal el episodio titulado “¿Y si transformas tus creencias? Lo encuentras en cualquier plataforma de Podcast y aquí: https://www.ivoox.com/y-si-transformas-tus-creencias-audios-mp3_rf_29020696_1.html

CLIENTES