Biografía

Rafael nació en el noroeste de la República Mexicana, en Hermosillo, capital de Estado de Sonora. Creció en esa ciudad bañada de sol, altas temperaturas y adornada con cactus y plantas del desierto. En su juventud, y más por deseo que por necesidad, trabajó como cargador y mozo en una empresa familiar de pinturas y muebles para baño y como mesero en un Deli. Siempre inquieto se involucró en actividades comunitarias, participó como voluntario en un campamento católico para niños de 6 a 15 años. Lo interesante de esta situación es que Rafael, junto con otros amigos, coordinaba la promoción, traslado y cuidado de casi 100 infantes que llevaban desde Hermosillo a Cuernavaca (son más de dos mil kilómetros de distancia), para convivir en el campamento durante tres semanas. En ese entonces Rafael tenía 16 años de edad.

En su infancia fue un apasionado del béisbol, deporte que practicó sin pena ni gloria (siendo sincero quizás con más pena que gloria). En su adolescencia y juventud el fut bol soccer se convirtió en su práctica deportiva central. En él sí disfrutó glorias al formar parte en varias ocasiones del equipo representativo del Estado de Sonora. A la par de este deporte corría y participaba en carreras de fondo  (más de 10 Kms.).

A los 18 años se aventuró a pasar una temporada en Estados Unidos con la intención de aprender inglés. El cambio climático fue radical, del desierto de Sonora a las nevadas montañas Catskill en el Estado de New York. De una temperatura de 45ºC a los  congelantes -20ºC. Además de asistir a la escuela del condado (Roscoe Central school) como estudiante “senior”, realizaba trabajos modestos como quitar la nieve y hielo de las aceras; lavar platos en un restaurante; cuidar niños; dar clases de español, etc.

En 1984, de regreso en su país natal, se fue a la Ciudad de México para estudiar la licenciatura en Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Concluyó esta carrera con especialidad en cinematografía e inició una segunda especialidad en políticas de comunicación. Durante sus años universitarios trabajó como asistente en la producción de conciertos y giras de Franco, cantante cubano muy popular en esa época y diseñando e impartiendo cursos en historia del cine y apreciación cinematográfica para ejecutivos de la entonces dominante empresa de renta de películas en video: “Videocentro”. También en este tiempo laboró, junto con otros dos compañeros de estudios en la producción de la serie de televisión, “La telaraña”, para la empresa Televisa y realizaron varios cortometrajes cinematográficos, que para su sorpresa, fueron reconocidos con la participación en el festival de cortometrajes de Bilbao, España y recibieron una nominación al Ariel (máximo reconocimiento cinematográfico en México) por mejor cortometraje.

Durante este tiempo se inscribió en el Centro de estudios y capacitación Bíblica de México A.C. para formarse como consejero familiar y adquirir conocimiento sobre las escrituras.

A sus 24 años se casa con Gabriela Izurieta, diseñadora gráfica del Distrito Federal. Juntos inician, desde 1989, con el apoyo de su mentor espiritual y amigo, Marco Barrientos, la revista “Barro Vivo”, dedicada a promover el desarrollo personal y familiar basada en principios cristianos. 1991 fue un año de giro en sus vidas, ya que en marzo nació Mariana, su primera hija y en noviembre se mudaron a Hermosillo; regresando a su tierra natal para apoyar a su padre en la administración de una agroindustria ante los retos que el negocio atravesaba. Durante su período como gerente Rafael estudió un diplomado en Alta Dirección en el Instituto Tecnológico de Monterrey y aprendió en la práctica diaria las habilidades fundamentales de la administración de empresas. En 1993 nace su segunda hija, Gabriela.

A la par de dirigir la agroindustria dedicó su tiempo libre al trabajo voluntario con jóvenes. Dirigió el grupo “Impacto Juvenil” en el que participaban jóvenes de ambos sexos y de todos los niveles socioeconómicos. Participó como voluntario durante dos años en el Consejo Tutelar para Menores del Estado de Sonora, en donde se dedicó a ayudar a jóvenes infractores, detenidos por cometer homicidio, para transformar sus vidas y reintegrarse de manera positiva a la sociedad.

Debido a su trabajo con la juventud fue invitado por Mirna Pineda (conductora de televisión) a exponer por primera vez en televisión uno de los temas que vivía con los jóvenes: las heridas del alma. Al hablar sobre el perdón y las heridas emocionales en el programa “Excelencia” de la cadena Telemax, la respuesta de la audiencia fue abrumadora; llegaron a la oficina de Rafael llamadas de gente de todas partes de la República Mexicana solicitando ayuda y preguntando si existía el libro sobre el tema de sanidad interior que había expuesto. El impacto fue tan grande que ante tal necesidad Rafael decidió producir su primer audio libro con el título “Sanando las heridas del alma”, el cual posteriormente se convertiría en su primer libro.

En 1996, un mes antes de cumplir 31 años, la vida le juega una broma fuerte. Rafael sufre una isquemia (infarto sin “Q”) que lo llevó al borde de la muerte. Como narra en algunas de sus exposiciones, ese terrible evento se convirtió en una gran bendición para su vida. Pues tras vivirlo tomó mayor conciencia de la fragilidad y brevedad de la vida y decidió dedicarse de tiempo completo a lo que le apasionaba y en lo que invertía su tiempo libre: ayudar a las personas a incrementar su calidad de vida, sus relaciones y su efectividad. Es por ello que al salir del hospital renunció a la dirección de la empresa familiar y se involucró de lleno en la Asociación Civil “Amistad Cristiana de Hermosillo” colaborando de múltiples formas: en programas de fortalecimiento matrimonial; escuela para padres; enseñanza en general; apoyo a familias y jóvenes en zonas conflictivas y fundó y dirigió el centro de consejería individual y familiar “Soluciones”. En este centro gratuito se apoyaba a personas y familias en tiempos de crisis para tomar decisiones y resolver sus retos. Para ello Rafael se dio a la tarea de formar consejeros familiares.

Durante esos años Rafael condujo y produjo tres diferentes programas radio, todos enfocados en proveer alternativas de superación y mejora para los seres humanos. Desarrolló a más de treinta conductores y conductoras de radio para los programas: “Aquí entre nos”; “De frente a la vida” y “Vivir mejor”, los cuales se transmitían en tres estaciones de radio distintas. A la par asistía constantemente a impartir conferencias en instituciones que le invitaban.

Estas experiencias provocaron que diferentes empresarios le llevaran a hablar con el personal de sus empresas. En 1998 la compañía de seguros Comercial América (ahora ING) le contrató para impartir conferencias a los asesores y representantes con sus esposas a lo largo de México. Para entonces Rafael produjo su siguiente audio libro: “7 claves para tener un matrimonio feliz”. Ese mismo año fundó Superación Humana, organización enfocada en promover el desarrollo personal, familiar y profesional.

Amante de la lectura y la formación auto didacta, continuó su preparación en temas de desarrollo humano y personal, recursos humanos, relaciones interpersonales y familiares, efectividad, etc. Como parte de esta formación se certificó como instructor de “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” del Dr. Stephen R. Covey. Este aprendizaje le impulsó a participar con mayor fuerza en el mundo empresarial.

Así, dedicó cada vez más tiempo a estudiar y desarrollar materiales para colaborar en el incremento de la efectividad de las organizaciones a través de su gente. De allí se deriva su tercer audio libro: “Las 7 D para triunfar”.

En 1999 hace su primer viaje profesional a Sud América visitando Bogotá para exponer el tema de su último audio libro en un magno evento de fin de siglo. Los expositores, además de él, fueron el Dr. Camilo Cruz y la Lic. Josefina Vázquez Mota. Con el primero desarrolló una relación profesional y de amistad que provocaría que escribieran juntos la obra: “El viaje. Siete pasos para diseñar una vida con propósito”. Desde entonces la presencia de Rafael en eventos de desarrollo personal y empresarial a lo largo de Latinoamérica, Estados Unidos, España e Italia ha sido constante.

Dentro de su desarrollo profesional tuvo la fortuna de ser entrenado como coach empresarial y facilitador por el reconocido autor Freddy Kofman, miembro del equipo de Peter Senge y fundador de la empresa mundial de consultoría Axialent. Además de aprender las herramientas de coaching de su mentor, Rafael se formó y certificó internacionalmente como coach ontológico, de vida y empresarial con la institución argentina Cocrear y la estadounidense Transformational Leadership Coaching.

Por razones de administración y estrategia Rafael decidió desaparecer su empresa Superación Humana y crear Efectividad Humana (www.efectividadhumana.com), canalizando por este medio todos los servicios relacionados con el mundo empresarial. A través de ella Rafael y su equipo han colaborado con empresas, gobiernos e instituciones en programas de cambio de cultura, liderazgo, comunicación, efectividad colaborativa y temas afines a lo largo del mundo de habla hispana.

Por otra parte sus participaciones como autor y experto en Desarrollo Humano y Organizacional son promovidas bajo su nombre y marca “Rafael Ayala” (www.rafaelayala.com).

A sus obras mencionadas anteriormente ha sumando los libros “Cambia tus hábitos, cambia tu vida” y “Vivir sin temor a caer”; así como los audio libros “Súbete a la bicicleta” y “Forjando carácter”.

En el año 2009 Rafael recibió la nominación al premio EMMY (máximo reconocimiento de la televisión estadounidense) por sus cápsulas de televisión “Regalos de Vida”, transmitidas por Univisión en el Estado de Arizona y posteriormente en la misma cadena en el noticiero de Los Ángeles, California. En los años 2013 y 2014 la televisora Mundo Fox transmitió en su noticiero vespertino nacional en Estados Unidos otras cápsulas escritas y conducidas por Rafael “Ideas con carácter”. También en el 2013 el Latin America Quality Institute le reconoció como “Conferencista del año”.

Actualmente Rafael ha mantenido su intenso ritmo de ocupación a favor de una mejor calidad de vida y trabajo de las personas a través de diferentes actividades. Continúa investigando sobre la conducta humana y escribiendo, graba las cápsulas de radio “Regalos de vida” que se transmiten en estaciones de varios países; presenta semanalmente su sección del mismo nombre en el noticiero de Televisa Puebla; es director de Efectividad Humana, conduce el programa de televisión “Potencial Humano con Rafael Ayala” transmitido por ExpandeTV;  imparte la materia “Relaciones humanas transculturales” en el Centro Latinoamericano de Misiones en Puebla, México; publica artículos en varias revistas físicas y digitales y es invitado constante para impartir conferencias y realizar procesos de facilitación y mediación en organizaciones y con frecuencia aparece como invitado en programas de radio y televisión en diferentes países. Vive en San Andrés Cholula, en el estado de Puebla, en México con Gaby y sus dos hijas.

CLIENTES